PRIMER BATALLÓN DE INGENIEROS, FUERZA PARA EL DESARROLLO DE HONDURAS

 


PRIMER BATALLÓN DE INGENIEROS, FUERZA PARA EL DESARROLLO DE HONDURAS.

 Mayor de Ingeniería Edgardo Velásquez

 

El Ejército de Honduras tuvo su origen en la primera Constitución Política, sancionada el 11 de diciembre de 1825. Desde su origen contribuye con el desarrollo nacional para coadyuvar esfuerzos con el Estado para propiciar el bien común de todos los hondureños; en lo que respecta el espacio terrestre, debiendo para ello organizar, entrenar, y equipar sus unidades y el personal con la logística necesaria para poder conducir y mantener operaciones tácticas y estratégicas para el cumplimiento de su misión.

En el caso particular de Honduras, el Ejército está organizado en Brigadas y Regiones en el territorio nacional; siendo una de estas regiones responsabilidad del Primer Batallón de Ingenieros ubicado en la V Región Militar, en la ciudad de Siguatepeque,  Departamento de Comayagua y con capacidad de acción en todo el país.

Los ingenieros militares existen dentro de los ejércitos desde la fundación de los mismos, como una especialidad fundamental de apoyo de combate, para ejecutar operaciones que generan movilidad, contra movilidad, infraestructura civil y militar en el espacio terrestre en el marco de operaciones conjuntas.

Así mismo hoy en día efectuan operaciones humanitarias, de rescate y también para apoyar a otras instituciones del Estado a solicitud de las mismas, ante situaciones de emergencia social o catástrofes naturales o antropogénicos; desarrollando, construcciones de caminos, pistas de aterrizaje, puentes, fuertes, edificios, planteles para escuelas y hospitales, aeródromos, construcción y ensanchamiento de canales, mejoramiento de bordos entre otros, aprovechando la potencialidad de hombres y mujeres unidos bajo una sola dirección para producir más con el mínimo costo.

Y en vista que actualmente se están desarrollando nuevas amenazas que  combatir; mismas, que han emergido como consecuencia del desarrollo, evolución de la sociedad y la tecnología respectivamente. Los ingenieros militares aparecen en estos nuevos escenarios cumpliendo con las expectativas de una población que demanda de una mano solidaria, para crear las bases de un desarrollo socioeconómico, propiciando un clima de  paz, democracia y justicia social, ambiente en el cual tienen un papel protagónico  las operaciones cívico-militares. Cabe destacar que hasta el momento en vista de la crisis del agua que abate el país y el mundo entero, se han creado más de 250 reservorios de agua en diferentes lugares del país.

Debido a las crisis que azotaron el área centroamericana; esta unidad especial de apoyo de combate ha participado en operaciones de desminado en vista que Honduras es parte del Convenio de Ottawa; en tal condición, ha destruido minas antipersonales de su inventario, ubicado y destruido campos minados  en diferentes puntos del territorio nacional, en tal sentido, a puesto en marcha un programa de asistencia al desminado del país con la ayuda de la Organización de Estados Americanos (OEA), desempeñando un papel primordial en este esfuerzo con la Junta Interamericana de Defensa y las Fuerzas Armadas de Honduras; actividad, que está vigente debido el manejo de obras de infraestructura peligrosas, desactivación, neutralización y destrucción de artefactos explosivos improvisados empleados por bandas delincuenciales y narcotraficantes.

Con este tipo de actividades el Batallón de Ingenieros establece, mantiene, fortalece o  articula  las relaciones entre las fuerzas militares, organizaciones y autoridades civiles gubernamentales, no gubernamentales y la población civil en general; con el fin, de mitigar las diferentes necesidades básicas  que presenta la población, al fin de  contribuir con los Intereses  y Objetivos Nacionales.

Siendo los intereses nacionales las aspiraciones comunes permanentes que constituyen las condiciones en que la sociedad desea convivir, tanto en lo interno como en lo externo. Se definen en términos de carácter general y están estrechamente vinculados a valores y aspiraciones compartidas por la sociedad hondureña, como la democracia, la justicia el desarrollo humano sostenible, la solidaridad y la paz entre otros.

Y los objetivos nacionales se derivan de las aspiraciones nacionales y están relacionados con los intereses nacionales, convirtiéndose en elementos básicos que rigen la vida del Estado hondureño. En el sector defensa su responsabilidad se centra en velar por la protección de la soberanía e integridad territorial; con esa finalidad busca fortalecer instancias de coordinación entre las diferentes instituciones del Estado; y específicamente, entre la política exterior y la Política de Defensa. Los Objetivos Nacionales buscan las aspiraciones fundamentales de independencia, soberanía, integridad territorial, desarrollo material, político y cultural, bien común y preservación de los valores de la sociedad.

Para concluir reconocemos el valor histórico y papel protagónico del Primer Batallón de Ingeniería del Ejército de Honduras, como apoyo fundamental a las operaciones militares que llevan a cabo las Fuerzas Armadas. Es importante destacar su participación como componente fundamental de proyección social, ayuda humanitaria y hoy más que nunca también aportando en gran medida al desarrollo nacional, por lo tanto completamente indispensable la visión de las actuales autoridades de incrementar las capacidades del Ejército, de las Fuerzas Armadas y por tanto del gobierno de Honduras, en materia de apoyo a la población y su bienestar, siendo los Ingenieros militares de Honduras brazo fuerte y mano amiga para el pueblo, ante las actuales amenazas y adversidades de desastres naturales o provocados por el hombre y más aún al ser, fuerza para el desarrollo de nuestro país.